¿Qué son las cortinas de cristal?

Seguramente habrás visto terrazas, balcones, patios, porches y jardines cerrados completamente con vidrio. Eso es lo que son las cortinas de cristal. Un cerramiento transparente para espacios que den al exterior. Además de ser una instalación sencilla, implica muchas ventajas a la hora de usar cualquiera de esos espacios. Entre otras, les aporta funcionalidad, visibilidad, luminosidad y mucho más.

¿Cómo son las cortinas de vidrio?

Estructuralmente, las cortinas de cristal son láminas de vidrio templado de seguridad sin perfiles entre sí. Esto hace que liberen todo el campo visual al no haber obstáculos, pues los marcos se sitúan en la parte superior e inferior de las láminas.

Estas pueden tener diferente tamaño, con un máximo de hasta 3 metros de altura. A su vez, pueden tener mayor o menor grosor según las necesidades de la instalación. Un cristal más grueso implica un mejor aislamiento, y por tanto, más nivel de confort en la zona donde se instalen.

Las hojas de vidrio, o láminas, van acopladas en un carril inferior y superior que permite abrirlas y cerrarlas con total comodidad. De este modo, el espacio cerrado se convierte en un espacio abierto siempre que lo necesites.

¿Cómo se desplazan los paneles de cristal?

Los rieles sobre los que se montan este tipo de cerramientos incorporan aluminio y plásticos de alta resistencia al peso de las cortinas, lo que evita la fricción. Además, se fabrican para estar protegidos de los fenómenos atmosféricos. Así, se evita el deterioro y el deslizamiento es suave y silencioso.

Los carriles se pueden instalar hasta en circuitos de 90º, de modo que no importa el diseño de la sala. Se pueden amoldar a estancias redondas, curvas, angulosas, etc.

Para mover las cortinas de vidrio, lo único que hay que hacer es quitar el seguro e ir desplazando cada hoja acristalada hasta el extremo del raíl, donde se abate para ocupar el menor espacio posible.

Ventajas de los cerramientos acristalados

Como ya hemos mencionado, cerrar una estancia con vidrios sin perfiles ni marcos a los lados otorga un campo visual sin obstáculos. Aunque no es todo lo que ofrece, pues:

Aísla la sala acústicamente, reduciendo los niveles de ruido en unos 35 decibelios.
Protege la estancia de las inclemencias del tiempo, la suciedad, la contaminación, etc.
Aporta seguridad y aumenta el espacio útil de la vivienda durante todo el año.
Incrementa la utilidad del espacio cerrado ya que permite abrir total o parcialmente la zona, así como cerrarla herméticamente.
Son fáciles de limpiar, ya que se pliegan en ángulos de 90º, por lo que siempre se trabaja desde el interior.
Además de requerir una obra muy sencilla, no necesitan mantenimiento.

Solicita presupuesto para la instalación

En PrecioCerramientos puedes solicitar presupuesto sin compromiso para instalar un cerramiento invisible con cortinas de vidrio. Según tu zona y tus necesidades, recibirás hasta 3 propuestas diferentes de los mejores proveedores. Tu no te tienes que preocupar por nada, ya que solo trabajamos con aquellos que ofrecen la mejor relación calidad-precio. De ese modo, podrás empezar a disfrutar de todas las ventajas en unos pocos días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *