Cómo limpiar pérgolas solares

Cómo limpiar tu pérgola solar de manera efectiva

De entre todos los tipos de pérgolas que existen, las más delicadas y con las que hay que tener más cuidado son las pérgolas solares. Este tipo de cerramiento tiene la gran ventaja de integrar paneles solares que generan energía, de modo que son muy rentables y sostenibles. Aquí puedes ver más detalles, definición y funcionamiento de pérgola solar fotovoltaica. Ahora bien, para garantizar el mayor grado de eficiencia hay que mantenerlas bien limpias. Por eso, a lo largo de este artículo veremos cómo limpiar este tipo de cerramientos paso a paso.

Preparación para la limpieza de la Pérgola Solar

Lo primero que hay que hacer ante una tarea como este es prepararse como es debido. En este sentido debes tener en cuenta dos cosas:

  • Los materiales que vas a necesitar.
  • Las medidas de seguridad que hay que adoptar.

Materiales necesarios para limpiar una Pérgola Solar

Los materiales que necesitarás para limpiar tu pérgola solar son los siguientes:

  • Pértiga extensible con cabezal intercambiable: Lo más apropiado para que la limpieza sea cómoda y segura es contar con una pértiga o mango que tenga diferentes longitudes, así como un cabezal intercambiable entre mopa, esponja y trapos.
  • Manguera: Nos ayudará en varios pasos para enjuagar la pérgola.
  • Esponja, mopa y trapos: Los necesitarás para realizar la limpieza completa de la pérgola. Ten en cuenta que estos deben ser de materiales suaves, como la micro-fibra, para no rayar las placas.
  • Cubo con agua: Será necesario para diluir el detergente y aclarar la pértiga a posteriori.
  • Detergente suave o limpiador especializado: Puedes utilizar un detergente no abrasivo ni disolvente, como el friegaplatos diluido en agua. No obstante, lo más apropiado es utilizar un limpiador específicamente indicado para la limpieza de placas fotovoltáicas, ya que será el que mejor funcione.
  • Escalera de tijera: La necesitarás para poder limpiar la pérgola cómodamente y llegar a esos rincones que son más difíciles de alcanzar.
  • Escoba y fregona: para limpiar el entorno una vez hayas terminado de limpiar la pérgola.

Medidas de seguridad

Para garantizar que la tarea es segura lo mejor es que tomes las siguientes precauciones:

  • Haz la limpieza junto a otra persona que te vaya ayudando, por ejemplo, a aguantar la escalera en su sitio e ir pasándote los materiales que necesites.
  • Escoge un buen momento para limpiar la pérgola. El mejor suele ser en días soleados a primera hora de la mañana, mientras las placas fotovoltaicas todavía están frías pero ya hay luz para ver bien lo que haces. Si no es posible, la otra opción es limpiarlas de noche solo si tienes buena iluminación exterior, unas dos horas tras haberse puesto el sol.
  • Antes de empezar a limpiar, inspecciona la pérgola en busca de posible fracturas o desperfectos. En caso de encontrar alguno, llama a un profesional para que realice las reparaciones pertinentes.
  • Si hay algún tipo de cableado a la vista, deberás utilizar guantes de goma y evitar el contacto con estos en todo momento.

Proceso de limpieza paso a paso

Una vez que tenemos todo listo, es hora de ponerse manos a la obra. Los pasos a seguir para limpiar la pérgola son sencillos:

  1. Elimina la suciedad superficial.
  2. Limpia las placas.
  3. Limpia el resto de la estructura.

Eliminar residuos superficiales

Lo primero que hay que hacer al limpiar una pérgola solar es despejarla de cualquier tipo de escombro o residuo como puedan ser hojas secas, tierra, etc.

La forma más eficaz de hacerlo es subirse a la escalera a una altura que nos permita tener los brazos por encima de las placas, de modo que podamos operar con soltura y comodidad. Haciendo uso de la pértiga iremos empujando la suciedad para que caiga al suelo, procurando que las placas no se rayen. Una vez que hayas despejado la cubierta de la pérgola, barre todo el exceso del suelo para que no te moleste durante la limpieza.

Si ves que hay demasiada suciedad y que resulta difícil empujarla sin hacer mucha fuerza, será mejor utilizar la manguera a una presión media.

▷ Pérgolas Solares Fotovoltaicas al Mejor Precio

Limpieza de los paneles solares

Una vez que hayamos allanado el camino y no haya molestias para limpiar las placas, podemos empezar a utilizar los productos.

Así pues, si vas a utilizar un jabón suave, dilúyelo en agua. Si vas a utilizar un producto especializado, sigue las indicaciones del fabricante. Sea como fuere, lo que haremos ahora será utilizar el cabezal de esponja de la pértiga, metiéndolo en el cubo y frotando con suavidad las placas.

Tras ello, enjuagaremos la esponja y rellenaremos el cubo con agua clara y limpia. Repetiremos el proceso, esta vez sin jabón, para aclarar los paneles. En su defecto, también puedes utilizar la manguera, aunque esta opción es más agresiva con los paneles solares.

A continuación puedes usar la mopa o un trapo suave acoplado en la pértiga para retirar el exceso de agua y secar la superficie de la pérgola.

Limpieza de la estructura y los accesorios

Lo último que haremos será limpiar el resto de la estructura y los accesorios si los hay. Es importante hacerlo así ya que, de otro modo, la suciedad que cae del techo mancharía la estructura, tirando por tierra el trabajo realizado.

Dependiendo de la altura de la estructura, puedes hacerlo de pie con ayuda de la pértiga o subirte a la escalera. En este sentido, haz los que te resulte más cómodo y ágil.

Para limpiar la estructura utilizaremos solo jabón suave. Ten en cuenta que el limpiador especializado está indicado para limpiar los paneles fotovoltaicos, pero no para otros materiales.

Así pues, primero pasaremos la esponja con jabón por toda la estructura y después aclaremos con la esponja mojada en agua limpia, para después secar con el trapo suave. Finalmente, barreremos y fregaremos el suelo de alrededor.

Consejos para la limpieza profunda

Existen casos en los que las placas están más sucias de lo deseado. Puede suceder que haya algún nido de insectos o algún animal descomponiéndose en el techado. En estas situaciones, hay que ser especialmente cuidadosos.

Realizaremos la limpieza de una forma similar a como hemos mencionado, pero haciendo especial hincapié en el paso de despejar las placas de residuos. Lo haremos con mucha paciencia para no rayar ni dañar los paneles.

Si las manchas son más agresivas, como por ejemplo, de pintura, intentaremos quitarlas aprovechando que las placas se calientan mucho durante el día y eso reblandece las reblandece. Con ayuda de papel de cocina y jabón iremos frotando con suavidad hasta conseguir que la mancha se despegue de las células fotovoltaicas sin erosionarlas. Conforme el papel se manche, lo tiraremos y utilizaremos otro limpio para no extender la mancha. Eso sí, en este caso hay que ser especialmente cautelosos, de modo que:

  • Nos situaremos a una distancia prudente de las placas para no tocarlas directamente.
  • Para alcanzar las manchas usaremos la escalera de tijera y la pértiga.
  • Nunca tocaremos las placas directamente.
  • Llevaremos guantes de goma puestos en todo caso.
  • Estaremos siempre acompañados por otra persona y nos hidrataremos cada 20 minutos para no marearnos con el calor.

Respecto a la limpieza de los elementos eléctricos de la pérgola solar, salvo que tengas conocimientos de primera mano, es mejor recurrir a un profesional cualificado.

Mantenimiento regular de la pérgola solar

Para garantizar el buen funcionamiento de la Pérgola Solar es recomendable realizar un mantenimiento periódico. Es decir, limpiaremos la pérgola como mínimo cada 6 meses, aunque lo recomendado es hacerlo cada 3 meses con el cambio de estación.

A su vez, es importante tener en cuenta las recomendaciones del instalar para aplicar los debidos lubricantes y productos que ayuden a un mejor funcionamiento de toda la instalación.

Así conseguirás prolongar la vida útil de la pérgola solar y hacer que sea más rentable al generar más energía para tu hogar o negocio.

Pérgola Solar Fotovoltaica

Solución de problemas comunes durante la limpieza

Existen algunos inconvenientes comunes a la hora de limpiar las pérgolas solares:

  • Hay manchas que no salen: En ese caso, lo mejor es identificar qué tipo de mancha es y analizar qué métodos existen para neutralizarla de forma que no dañemos las placas solares.
  • No eres capaz de alcanzar un punto específico de la pérgola: En estas situaciones, deberías valorar comprar el material adecuado para alcanzar dicho punto. En caso de que se trate de un lugar inaccesible, podemos utilizar una aspiradora para limpiar ese rincón en la medida de lo posible.
  • Existe cableado o elementos expuestos: Si se trata de elementos que pueden ponerte en peligro lo mejor es no tocarlos. En caso de que sepas que se mojarán durante la limpieza procura aislarlos con cinta americana.
  • La pérgola es demasiado alta para realizar la limpieza con seguridad: En este caso, ponte en contacto con un profesional que realice la tarea por ti para no ponerte en peligro.

En definitiva, limpiar una pérgola solar no es una tarea especialmente difícil, aunque hay que tener precaución y, sobre todo, ser paciente para no dañar ni rayas las placas.